Cosas que los bebés aprenden cuando todavía están en el útero

 Los seres humanos empiezan su aprendizaje mucho antes de nacer.

1.       Sentir el sabor

 

¿Es posible que adquieras preferencias por el sabor de algunos alimentos antes de nacer? Esta pregunta interesó al profesor Peter Hepper de la Universidad Real de Belfast.


Junto a sus colegas, llevó a cabo un estudio con 33 niños, cuyas madres al final del embarazo, o bien comían ajo a menudo, o nunca. El ajo no fue elegido al azar. Su jugo es capaz de retenerse en el cuerpo durante varias horas después de su consumo y el bebé puede notar su sabor al ingerir el líquido amniótico. Esto, por lo general, pasa a partir de la décima semana de desarrollo. Además el sabor puede transmitirse directamente de la sangre materna a la sangre del niño, sin pasar por el sistema digestivo.

 

Resultó que los niños, cuyas madres durante el embarazo optaban por platillos con ajo, comían patatas con ajo con mucho gusto, incluso cuando tenían 8-9 años.

Los platillos con sabores menos pronunciados también influenciaron el desarrollo de los gustos del niño, por ejemplo el jugo de zanahoria. Los científicos observaron el desarrollo de los bebés cuyas madres en los últimos meses del embarazo bebían, o bien jugo de zanahoria, o sólo agua. A continuación, tras analizar las reacciones en el rostro de los bebés de 5 y 6 meses de edad, que bebieron jugo de zanahoria y agua, los investigadores llegaron a la conclusión de que los niños pudieron haber preferido la zanahoria todavía cuando estaban en el útero.

 

"Cuando el niño se pone al pecho, él siente el mismo sabor, al que se acostumbró durante las últimas 30 o más semanas antes del nacimiento -dice Hepper-. Si el sabor es distinto, puede haber problemas". Es así como funciona el mecanismo de reconocimiento de los padres. Y no sólo en humanos sino también en animales.

 

2. Oír sonidos

 

Un equipo de investigadores finlandeses llevó a cabo un experimento en el que un grupo de mujeres al final del embarazo, casi todos los días, escuchaba la melodía de la canción de cuna “Brilla, brilla, mi pequeña estrella“ (Twinkle Twinkle Little Star). El segundo grupo no escuchó la melodía.

”Durante el experimento, los niños estaban dormidos -dice Minna Huotilaynen de la Universidad de Helsinki, quien dirigió el estudio-. Con el fin de determinar su reacción, nosotros utilizamos EEG, es decir, regristramos de forma continua la señal proveniente de diferentes partes del cerebro".

El cerebro de los niños que escucharon la melodía antes de su nacimiento, registró impulsos más fuertes en comparación con los niños que no la oyeron. Además, estos niños reconocían cuando la melodía se tocaba con errores, y reaccionaban a esto. Mientras, el segundo grupo de niños, les resultó igual de todos modos, hubiera cambios o no. Esto lleva a la conclusión de que aprendieron y memorizaron la melodía cuando todavía estaban en el útero.

 

3. Reconocer el habla

 

Una psicóloga de la Universidad de Nueva York, Athena Vouloumanos, comparó la reacción de los recién nacidos a la voz humana y otros sonidos. Los experimentos han demostrado que los bebés prefieren el habla humana y no otros sonidos.

Más aún, los niños reconocen los sonidos de su lengua materna y con más placer los escuchan. "Los hijos de los padres que hablaban inglés, chupaban activamente un chupete con sonidos de habla inglesa, en comparación con la francesa -dice Vouloumanos-. Mientras que los hijos de los padres de habla francesa hacían más esfuerzo cuando escuchaban la lengua francesa y se entremezclaba con la rusa durante el experimento".

También resultó que los niños eran capaces de reconocer los sonidos de su lengua materna, no sólo pronunciados por la madre sino cuando también otros hablaban.

El estudio demostró ser muy útil, ya que los científicos han demostrado qué importancia tiene dedicarle una atención especial al ambiente sonoro para los bebés nacidos prematuramente. Si en el hospital materno hay excesivo ruido mecánico, los niños recordarán estos sonidos en lugar de los sonidos del habla. En el futuro esto puede conducir a problemas con el aprendizaje de la lengua, dicen los científicos.

 

 

Genial.guru

Join now and claim bonus will hill bookmeker - wbetting.co.uk